martes, 24 de junio de 2008

Reflexión playera

Si el posturismo fuera una profesión, en Cádiz no habría paro.